China buscará extranjeros con el mayor radiotelescopio del mundo (FAST)

El deseo de la humanidad de conectarse con los extraterrestres se acaba de convertir en un paso más cerca de la realidad. El Telescopio Esférico de Apertura Quinientos metros (FAST), el radiotelescopio más grande del mundo, entró en funcionamiento esta semana. El enorme telescopio, construido en un valle de la provincia de Guizhou, en el suroeste de China, tiene el tamaño de 30 campos de fútbol (unos 2.000.000 metros cuadrados), y se completó en cinco años con una inversión total de 180 millones de dólares.

FAST destrona el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, que tiene un diámetro de 305 metros, y se utilizará para estudiar la materia oscura, los púlsares, las ondas gravitacionales, las ráfagas rápidas de radio y, por supuesto, las transmisiones de las civilizaciones alienígenas.

China aspira a la gloria científica con FAST

La fabricación del radiotelescopio más grande es inmensamente esclarecedora:

Sin embargo, el desarrollo no está exento de controversia. China supuestamente ha trasladado de nueve a diez mil residentes de la provincia de Guizhou a los condados cercanos de Pingtang y Luodian, debido a preocupaciones de interferencia magnética.

Ya sea que esas personas hayan sido debidamente compensadas o no, las autoridades no han revelado nada. Esto es China, sin embargo, donde la gloria nacional precede a todo, por lo que estas cosas son una tradición.

En un mensaje de felicitación, el presidente chino Xi Jinping calificó al nuevo telescopio como el «ojo en el cielo» de la nación asiática, y afirmó que FAST ayudaría a China a lograr «grandes avances y descubrimientos en la frontera de la ciencia».

Contempla el RÁPIDO

Antes de entrar en detalles, aquí está un resumen de lo que es realmente un radiotelescopio y qué papel juega en la Astronomía:

Un radiotelescopio es básicamente un instrumento astronómico que comprende un receptor de radio y un sistema de antenas que se utiliza para detectar la radiación de radiofrecuencia emitida por fuentes extraterrestres. Ahora las longitudes de onda de radio son mucho más largas que la luz visible, así que para capturar cualquier dato significativo, los radiotelescopios tienen que ser bastante grandes en tamaño. Todos ustedes deben haber usado la TV de plato, el radiotelescopio más común, en algún momento de su vida.

El lanzamiento del nuevo telescopio está en línea con las mega ambiciones del gobierno chino en el espacio – pretende aterrizar un rover alimentado por energía solar en Marte para 2020, colocar una gran estación espacial modular en órbita terrestre baja durante el mismo año, y construir satélites de energía solar basados en el espacio para el desarrollo industrial. También pretende establecer una base lunar tripulada y enviar misiones tripuladas a la Luna.

Otro paso gigante hacia la búsqueda de vida alienígena

Todos los radiotelescopios reflejan las ondas de radio del cosmos en un detector central. Sin embargo, esto puede crear distorsión a medida que los objetos se mueven a través del cielo debido a la rotación de la Tierra. FAST tiene un reflector de superficie activo equipado con 2.225 actuadores que pueden deformar una sección de 300 metros del plato, que esencialmente deforma la forma parabólica para seguir objetos a través del cielo. Según la agencia de noticias Xinhua, FAST tiene el doble de sensibilidad que Arecibo y es hasta 10 veces más rápido que el radiotelescopio Effelsberg de 100 m en Alemania.

Un telescopio tan grande resultará obviamente en una cantidad colosal de datos que se generarán. Para gestionar estos datos, FAST utiliza un sistema de datos, denominado’Next Generation Archive System (NGAS)’, que ha sido desarrollado en el Centro Internacional de Radioastronomía (ICRAR) de Perth y en el Observatorio Europeo Austral. El software ayudará a recopilar, transportar y almacenar casi tres petabytes de información cada año de FAST.

Eso son cien mil iPods de 32 GB llenos cada año. Conseguir ese tipo de capacidad ya no es tan difícil, pero el principal desafío es transportar tanta información y tener el ancho de banda de la red para moverla», dice el profesor Andreas Wicenec, jefe del programa TIC del Centro Internacional de Investigación en Radioastronomía y colaborador en el diseño del NGAS.

El tremendo tamaño y capacidad ha dado un gran impulso a la caza de vida extraterrestre.

Según Qian Lei, investigador asociado de la Observación Astronómica Nacional, parte de la Academia China de Ciencias, que construyó el telescopio, «el objetivo final de FAST es descubrir las leyes del desarrollo del universo».

En teoría, si hay civilización en el espacio exterior, la señal de radio que envía será similar a la señal que podemos recibir cuando un haz de radiación de un púlsar (estrella de neutrones giratoria) se nos aproxima», añadió Lei.

Deja un comentario