La India da un gran paso adelante con la prueba exitosa del motor criogénico autóctono

Rate this post

La Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) alcanzó un nuevo hito el 8 de septiembre de 2016 cuando lanzó el cohete GSLV-F05 para vehículos de lanzamiento de satélites geosincrónicos desde su puerto espacial en Sriharikota, convirtiendo a la India en la sexta nación del mundo en probar con éxito su propio motor criogénico.

El cohete GSLV colocó el satélite meteorológico INSAT 3DR, con un peso de 2.211 kg, en una órbita de transferencia geoestacionaria (GTO) utilizando un motor criogénico de etapa superior desarrollado localmente. Sólo otros cinco países -Estados Unidos, Rusia, Francia, Japón y China- poseen la tecnología para levantar satélites tan pesados.

Durante mucho tiempo, la India ha estado a la zaga de los países desarrollados en cuanto a tecnología espacial, pero las recientes iniciativas de investigación y desarrollo y las exitosas misiones emprendidas por la ISRO, como Mangalyaan- la Mars Orbiter Mission, lanzada en noviembre de 2013, y Chandrayaan-1, la primera sonda lunar de la India lanzada en octubre de 2008, han impulsado al gigante asiático como uno de los principales protagonistas de la investigación espacial.

Perfil de vuelo GSLV

Aquí están las principales conclusiones del lanzamiento y por qué es tan importante para el programa espacial indio:

Este fue el cuarto lanzamiento de ISRO usando un motor criogénico indígena

Esta no fue la primera vez que ISRO probó un motor criogénico. El primer vuelo de prueba tuvo lugar en abril de 2001. Desafortunadamente, fue un fracaso. Durante los siguientes 14 años, se han realizado ocho vuelos del GSLV, cinco de ellos con un motor criogénico ruso y los otros tres con motores autóctonos.

Tres vuelos tuvieron éxito, el primero de los cuales se realizó con éxito en mayo de 2003, utilizando el motor ruso. Ha habido cuatro fracasos, mientras que uno fue considerado un éxito parcial. El primer vuelo de prueba con éxito utilizando un motor autóctono se registró en enero de 2014. Esta fue, sin embargo, la primera vez que ISRO utilizó un motor criogénico autóctono en un vuelo operativo.

INSAT 3DR operará hasta el 2024

ISRO había lanzado el satélite INSAT-3D en 2013, y el 3DR, que forma parte de un grupo de satélites meteorológicos más grandes (que incluye los satélites KALPANA-1, INSAT-3A e INSAT-3D) operados por la agencia espacial, tiene como objetivo continuar esa misión. El 3DR estará operativo hasta 2024.

¿Cómo es mejor que los satélites anteriores?

El 3DR posee un sistema de sondeo atmosférico que le permite cartografiar los cambios verticales de humedad, temperatura y contenido de ozono en la atmósfera terrestre. También es capaz de realizar mediciones similares, pero con mejores imágenes de las nubes nocturnas, y de medir mejor la temperatura de la superficie del mar. Al igual que el 3D, también incluye un transpondedor de búsqueda y rescate, que puede utilizarse para localizar buques en peligro en el mar.

ISRO planea lanzar dos satélites más en 2016

Tras el exitoso lanzamiento de la GSLV F-05, el Presidente de la ISRO, Kiran Kumar, reveló que la agencia planeaba lanzar otras dos misiones GSKV-Mk II para el final de 2016. Además, se ha comenzado a trabajar en el desarrollo de un motor C-25 capaz de lanzar satélites con un peso superior a los 4.000 kg.

Los ingenieros de ISRO son ahora más optimistas sobre el GSLV-Mk III

Primero, aquí hay una breve introducción sobre el GSLV. Es de tres tipos: Mk-I, Mk-II y Mk-III, con los tres con una primera etapa de combustible sólido y una segunda etapa de combustible líquido.

Para la tercera etapa, el Mk-I utiliza motores criogénicos de fabricación rusa, mientras que el Mk-II (el que se lanzó el 8 de septiembre) utiliza cuatro propulsores de combustible líquido además de la primera etapa y el motor criogénico CE-7.5 de desarrollo nacional para la tercera.

GSLV MK III

El exitoso lanzamiento del Mk-II ha hecho que los ingenieros de ISRO confíen más en el éxito del Mk-III, que utilizará dos impulsores de combustible sólido para la primera etapa y el motor criogénico autóctono CE-20 para la tercera. Tendrá el doble de empuje en comparación con la tecnología criogénica actual, y el vehículo podrá transportar cargas útiles de hasta cuatro toneladas. El primer vuelo de desarrollo del Mk-III está previsto para diciembre de 2016, cuando también llevará el satélite GSAT 19 de 3,2 toneladas. Un vuelo anterior en diciembre de 2014 tenía sólo dos etapas funcionales: el motor CE-20 aún estaba en desarrollo.

Un lanzamiento exitoso del Mk-III ayudará a ISRO a reducir los costos

Un lanzamiento exitoso del GSLV Mk-III no sólo hará que ISRO sea autosuficiente (ya no tendrá que depender de instalaciones extranjeras para lanzar cargas útiles más pesadas), sino que también reducirá significativamente los costes operativos. Por ejemplo, el Mk-II podía elevar con éxito una carga útil de unos 2.500 kg hasta el GTO.

Pero si se van a lanzar cargas útiles más pesadas, entonces ISRO tiene que contratar los servicios de la compañía francesa Arianespace, que puede levantar casi 6,5 toneladas con su cohete Ariane 6. Así que cada vez que ISRO utiliza el Ariane 6, les cuesta alrededor de 95 millones de dólares. Ahora el lanzamiento del Mk-II cuesta entre 35.000 y 40.000 millones de dólares, y el Mk-III costará entre 40.000 y 95.000 millones de dólares, mucho más económico para ISRO, teniendo en cuenta el hecho de que la industria mundial de lanzamiento de satélites tiene un valor superior a los 300.000 millones de dólares.

Otro hecho interesante es que una vez que el Mk-III esté listo, estará en competencia directa con el SpaceX de Elon Musk y su cohete Falcon 9, que tiene un costo de alrededor de 62 millones de dólares por cada lanzamiento. Grandes avances para la investigación espacial india!

Deja un comentario