Los milenios son más conscientes de la deuda que nunca antes – ¿Qué significa esto para los proveedores de servicios?

Rate this post

El milenio demográfico es uno de los más grandes y discutidos en la historia, mientras que en teoría, este grupo representa un objetivo atractivo para las marcas, las empresas y los prestamistas en todo el Reino Unido.

Sin embargo, un estudio reciente de la Reserva Federal de los Estados Unidos parece sugerir que los consumidores más jóvenes del mundo están gastando mucho menos que las generaciones anteriores.

Exploraremos esto más a fondo mientras nos preguntamos cómo la desconfianza de Millennial hacia la deuda también está impactando el mercado global de préstamos.

¿Realmente los milenios gastan menos que sus padres?

El mencionado estudio encargado por la Reserva Federal de los Estados Unidos fue ciertamente perspicaz, ya que reveló que los milenios gastan menos que la Generación X gracias principalmente a una falta fundamental de fondos.

Más específicamente, se cree que el hogar promedio del Milenio tiene un valor neto real de $92,000 en 2016, con esta cifra aproximadamente un 40% más baja que la que se jactaban las familias de la Generación X en 2001.

Esta cifra también fue un 20% inferior a la de los hogares típicos de la generación del «baby boom» en 1989, ya que los milenios siguen luchando contra la espiral de la inflación y el estancamiento del crecimiento de los salarios reales.

Esta tendencia también se refleja en otras economías desarrolladas de todo el mundo, con Millennials en el Reino Unido gastando cantidades mínimas en gastos recreativos a medida que continúan viendo disminuir sus niveles de ingresos disponibles.

¿Cómo influye la desconfianza de los milenios en la deuda?

Otro factor clave aquí es la creciente desconfianza de Millennials hacia la deuda y los préstamos, particularmente al evaluar productos no garantizados de prestamistas flexibles y contemporáneos como Likely Loans.

Esta mentalidad se ve confirmada por las recientes tendencias del mercado, una de las cuales ha sido la de los préstamos al consumo en economías desarrolladas como el Reino Unido y los Estados Unidos en los últimos 12 meses. En el Reino Unido, por ejemplo, el endeudamiento de los consumidores ha experimentado recientemente su tasa de crecimiento más lenta en casi tres años, llegando a un nivel relativamente mínimo del 8,5% en julio.

Esto ha influido sin duda alguna en la aversión de los milenios a abrumarse con deudas, ya que es probable que esta demografía favorezca a las grandes instituciones crediticias y a los bancos, en lugar de a los pequeños y medianos proveedores de servicios.

Pero, ¿qué significa esto para el mercado global de préstamos y para el creciente ejército de proveedores de servicios más pequeños y flexibles que operan actualmente?

Aunque el hecho de que los Millennials sean relativamente resistentes al atractivo de la deuda y de los prestamistas más pequeños puede ser visto como un desarrollo negativo en el mercado, es importante notar que este grupo demográfico son clientes motivados que quieren invertir en automóviles y bienes raíces.

Además, la explosión demográfica significa que los milenios representan la mayor población adulta del mercado actual, lo que significa que la demanda de diversos productos de préstamo sigue aumentando en relación con las generaciones anteriores.

Como resultado, no se puede negar que los milenios siguen siendo una gran población con una gran motivación para gastar, a pesar de los desafíos económicos que siguen enfrentándose. Lo que es más preocupante para los prestamistas es el hecho de que los milenios parecen desconfiar de los proveedores de servicios más pequeños y medianos, pero esto al menos les ayuda a hacerse más atractivos.

Deja un comentario