Por qué necesita monitorización de DNS

Las empresas comienzan el camino de la monitorización de DNS (Domain Name Servers) añadiendo sus dominios a los servidores de nombres de sus proveedores de servicios. Este paso permite que estos servidores se conviertan en una autoridad para responder a las consultas entrantes de los dominios de las empresas.

El primer punto de contacto entre una organización y sus clientes es el DNS, por lo que es importante vigilarlo constantemente. En lugar de perder tiempo diagnosticando los problemas de esta plataforma, las empresas podrían controlarlos para garantizar una conectividad coherente con sus sitios web y servidores.

Cómo funciona la monitorización del DNS

La monitorización DNS prueba la conectividad entre los servidores recursivos locales de las organizaciones y los servidores de nombres autorizados utilizando herramientas de monitorización de red. No monitorea las conexiones entre los clientes reales y los servidores de estos últimos. Esto se debe a que las consultas deben solicitar información DNS a varios servidores antes de llegar a su destino final.

Los servidores de nombres recursivos (NS recursivos) suelen ser los proveedores de servicios de Internet (ISP) del cliente y, por tanto, los más cercanos a los usuarios finales. La caché (o almacenar una copia de) información DNS durante un periodo de tiempo determinado. Esto puede sesgar el tiempo de respuesta real de los servidores de nombres autoritativos (NS autoritativo).

Lo más desafortunado es que una vez que las consultas de los clientes llegan a las Sociedades Nacionales recursivas (en viajes de regreso), los usuarios finales pierden el control sobre el rendimiento. La parte más vital de cualquier proceso de DNS es el rendimiento de la NS autorizada de un usuario final al responder la NS recursiva en el viaje de regreso.

El tiempo que los clientes se toman para resolver las consultas depende de la elección de los proveedores y servicios. Los tiempos de resolución más bajos pueden reducir los tiempos de carga de la página, lo que conduce a una mejora del SEO y, posiblemente, a un aumento de las conversiones. Por lo tanto, es aconsejable utilizar excelentes servicios de gestión de DNS.

Qué hace realmente la monitorización del DNS

En pocas palabras, monitorización de DNS:

1. Verifica la resolución del nombre de dominio

2. Comprueba la disponibilidad de los servidores proxy

3. Asegura que los servidores de correo y web estén disponibles

4. Alerta a los usuarios cuando surgen problemas

5. Ayuda en el diagnóstico de problemas de DNS intermitentes

La supervisión de DNS detecta cualquier problema que reduzca el rendimiento del sistema. En caso de detección, rastrea instantáneamente todo el trayecto de propagación del error. Además, envía una alerta instantánea que muestra el tipo y el alcance del problema. A continuación, genera informes de rendimiento. Esto permite a las organizaciones responder a tiempo.

¿Tiene algún valor el monitoreo del DNS?

Si una organización tiene un sitio web que se enfrenta a largos períodos de inactividad, es posible que los clientes potenciales nunca se conecten con él. Además, la experiencia hace que los clientes de toda la vida se muden completamente y busquen otros sitios confiables. Todo esto puede estar sucediendo mientras los dueños de negocios no lo saben.

Incluso si un servicio web o un sitio web está funcionando, parece no estar disponible sólo por el hecho de que su servidor DNS esté caído o sea demasiado lento. Esto hace imposible que las personas accedan al sitio web y a otros servicios importantes como servidores proxy y de correo electrónico.

A veces, puede haber conexiones lentas incluso cuando el sitio web es realmente rápido. Estas condiciones permiten a los hackers apuntar el dominio de una organización a sus servidores. El resultado puede ser devastador. La organización podría perder datos e incluso dinero.

Es por eso que el monitoreo de DNS es importante. Garantiza que las organizaciones reciban alertas de problemas de rendimiento a tiempo para rectificar sus sistemas. Esto evita la pérdida de ingresos en línea, ya que los clientes quedan satisfechos con los servicios. Además, minimiza el tiempo de inactividad que puede afectar no sólo a los clientes, sino también a las operaciones y la seguridad de la organización.

El monitoreo de DNS asegura que los servidores estén disponibles para los usuarios todo el tiempo. Algunos monitores de DNS envían alertas gratuitas a las organizaciones si los servidores están caídos o lentos. También identifican desajustes en la IP del dominio y responden a ellos en consecuencia.

Monitoreo autorizado de proveedores de DNS

Los clientes pueden utilizar servicios de monitoreo manual para controlar a sus proveedores de DNS autorizados. Algunos de los servicios son bastante rápidos para comprobar el rendimiento del sistema. Permiten a los clientes realizar comprobaciones rápidas de cascadas en páginas web de interés para identificar los recursos o solicitudes que aumentan los tiempos de carga.

Es importante realizar comprobaciones periódicas de supervisión para detectar cualquier interrupción o latencia del servicio. Los servicios de monitorización automatizada son mejores, ya que pueden comprobar si se han producido cambios en el rendimiento de los dominios a intervalos de tiempo muy cortos. También pueden dar alertas instantáneas en caso de desviaciones significativas.

Monitoreo del usuario final

¿Qué pasa si a los clientes les gustaría ver desde la perspectiva de sus usuarios finales? Esto requeriría múltiples saltos entre los usuarios finales y los servidores de nombres autorizados (authoritative NS). Podría ser difícil o incluso imposible controlar tal situación. Sin embargo, podría descartar a los proveedores de servicios como fuentes de interrupción y latencia del servicio.

Algunas empresas disponen de herramientas reales de monitorización del usuario final que permiten a los clientes controlar todos los factores que contribuyen al rendimiento de la red y de la red. Los factores incluyen navegadores, conexión a Internet, dispositivos, entre otros. Las herramientas también pueden validar los acuerdos de nivel de servicio de los proveedores.

¿Necesita servicios de gestión de DNS?

La monitorización de DNS es una de las herramientas más importantes para comprobar el rendimiento del sistema y garantizar que las empresas no pierdan ingresos y clientes. Un servicio de gestión es imprescindible para cualquier organización que quiera tener éxito. ¿Por qué no gastar algo de dinero extra en estas herramientas y asegurar un gran futuro?

Deja un comentario