SpaceX consigue un contrato de 112 millones de dólares con la NASA

El SpaceX de Elon Musk ha sido plagado con una serie de incidentes desastrosos en 2016, como en junio de 2016 cuando su cohete Falcon 9 explotó minutos después del lanzamiento o, más recientemente, en septiembre, cuando un cohete explotó en su plataforma de lanzamiento de Cabo Cañaveral en Florida, destruyendo un satélite ultra caro de 300 dólares propiedad del director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg.

El final del año, sin embargo, trae buenas noticias para la asediada compañía espacial, ya que la NASA le ha adjudicado un contrato por 112 millones de dólares para lanzar un satélite de estudio oceánico, denominado el SWOT (Surface Water and Ocean Topography), para orbitar la Tierra. El lanzamiento del satélite está previsto para abril de 2021 a través del cohete Falcon 9 en la base de la Fuerza Aérea de Vandenberg en California.

El proyecto FODA será el primer estudio mundial de las aguas superficiales de la Tierra

Según la NASA, el proyecto SWOT será el «primer estudio mundial de las aguas superficiales de la Tierra». La agencia espacial también anunció los siguientes detalles en su comunicado de prensa:

`La misión FODA recogerá mediciones detalladas de cómo cambian con el tiempo los cuerpos de agua de la Tierra. El satélite examinará al menos el 90 por ciento del globo, estudiando los lagos, ríos, embalses y océanos de la Tierra, al menos dos veces cada 21 días, y ayudará a la gestión del agua dulce en todo el mundo, para mejorar los modelos de circulación oceánica y las predicciones meteorológicas y climáticas. La nave espacial SWOT será desarrollada y gestionada conjuntamente por la NASA y la agencia espacial francesa Centre National d’Etudes Spatiales (CNES).

El Programa de Servicios de Lanzamiento de la NASA en el Centro Espacial Kennedy de Florida gestionará el servicio de lanzamiento de SpaceX. La oficina del Proyecto FODA en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, gestiona el desarrollo de naves espaciales para la Dirección de Misión Científica de la agencia en Washington».

El nuevo acuerdo afirma la fe de la NASA en la compañía espacial para llevar a cabo otra misión espacial crítica. SpaceX ya había lanzado varios proyectos para la NASA, como el Jason-3 en enero de 2016, que era otra misión de topografía de la superficie del océano.

El coste del proyecto de 112 millones de dólares estadounidenses es considerablemente superior al del servicio SpaceX Falcon 9, que tiene un coste de 62 millones de dólares estadounidenses, y mucho más caro que las colaboraciones anteriores entre la NASA y SpaceX, como la misión Jason-3, valorada en 82 millones de dólares estadounidenses, y el satélite TESS, valorado en 87 millones de dólares estadounidenses

.

Sin embargo, la NASA dice que la cantidad total incluye la cuota a pagar a otras compañías involucradas en el lanzamiento y no es exclusivamente para SpaceX. El precio específico del servicio de lanzamiento se considera información sensible a la competencia y a la adquisición», dijo Cheryl Warner, portavoz de la NASA.

Aparte de las misiones de la NASA, Elon Musk tiene más planes almacenados para SpaceX, como el lanzamiento propuesto de miles de satélites en el espacio que pueden proporcionar velocidades de Internet muy rápidas en la Tierra. Sin embargo, para que todas estas misiones se lleven a cabo, SpaceX tiene que recibir primero una autorización, ya que la compañía de servicios de vuelos espaciales aún está en tierra después de haber arruinado su reputación con múltiples fallos de lanzamiento, explosiones y plazos incumplidos.

Deja un comentario